viernes, 14 de agosto de 2009

Son esas cosas en la vida...


Hay cosas, momentos, situaciones a lo largo de nuestra vida, que intentamos a toda costa que no lleguen, que se retrasen lo máximo posible... Pero inevitablemente, acaban echandosenos encima...

Pues en mi caso, a falta de uno, dos... Uno de ellos es inminente, vamos, que ya está aquí... Y para el otro queda menos de un mes...

Es raro, pero vuelvo a sentir que no voy a poder hacerles frente... El primero de ellos, sé que me va a traer muchas caras largas y tristeza. No porque quiera amargar a nadie, sino porque es algo tan duro para mi, que no podré evitarlo... Aunque es una pena que nadie me entienda... Que nadie sea capad de ver esto...

Del segundo de ellos, no quiero hablar todavía, ya que aún no lo he asimilado, y creerme... Son mas de cinco meses con esa pena y ese peso encima, y dará que hablar... no dudéis que dará que hablar...

Seguro que a mucha gente, si supiera de que hablo, me pondría cara de circunstancia y me aleccionaría sobre las penumbras que pasa gran parte de la humanidad, que no tienen ni remota comparación con mis tontadas, pero es que son MIS tontadas, y esas tontadas mías hacen que yo no pueda ser como soy habitualmente, esa chica que no podía parar, que siempre reía y estaba feliz... esa persona que vivía para ayudar y ver felices al resto, esa chica que salía a pasear tan solo para ver el mundo...

Quiero volver a ser así, y creo que este no es el mejor momento...

Dejarme con mi pena, porque ya no puedo hablar por culpa suya...

1 comentario:

Silvia dijo...

eeeee... no me entero... jajaja!!

Café y parlamos sobre ello?? ;)

Besines!!!